Cuando el autismo es un regalo disfrazado

Por Victor Velez

Jacob

Mi esposa y yo recibimos un regalo hace doce años atrás – un hijo que llamamos Jacob. Teníamos una buena vida. Teníamos un matrimonio contento y trabajábamos en el ministerio a tiempo completo cuando Jacob se hizo parte de nuestra familia.

Nuestro hijo era brillante. Todavía no tenía dos años y supo todos los colores, el nombre de los animales, y pudo contar hasta el diez. Yo era un papá orgulloso y sabía que él estaba a camino a ser el primer médico en nuestra familia.

Estábamos tocando el cielo con las manos, y nos sentíamos que nada podía frustrar nuestros planes en esta carrera grande que corríamos.

Un día, nos dimos cuenta que toda el habla de nuestro hijo se iba disminuyendo. Al principio pensamos que no era gran cosa. Después de todo, era un bebé.

Durante una visita rutinaria al médico, se nos ocurrió por primera vez que pudo haber un problema con nuestro hijo perfecto. Nos refirieron a un especialista que podía observarlo en una situación social. Dijo que quiso ver cómo nuestro hijo respondió en un cuarto lleno de niños “normales”.

Mirábamos a nuestro hijo por la ventana. El médico no tenía que decir nada para que supiéramos que algo no era bien. El dolor era tan insoportable y profundo que apenas podíamos hablar en camino a la casa.

El autismo.

¿Dios, cómo puede ser? Trabajamos a tiempo completo para el ministerio. ¡No tenemos tiempo para el autismo!

Tengo que confesar que estuve enojado con Dios. “¿Por qué permitirías que esto nos pasa a nosotros? Hemos pasado nuestra vida sirviéndote, Dios. ¿Y nos recompensas con el autismo?”

Nuestros planes, deseos, y sueños para nuestro hijo se quedaron destrozados. ¿Fueron destrozados para siempre?, pensaba yo.

Después de un tiempo breve de autocompasión, pedimos perdón de Dios y buscamos su ayuda para ayudar a nuestro hijo. Nos dimos cuenta que teníamos que ser proactivos. Tomamos una clase sobre el autismo para entender mejor cómo podíamos ayudar a Jacob.

Sinceramente, era un tiempo oscuro en nuestra vida aunque estábamos decididos a hacer todo lo que pudimos para ayudar a Jacob. De verdad sentimos como si todos nuestros sueños fueron destrozados.

Como muchos, tuvimos gran planes para nuestra vida. Y estos sueños y planes casi nunca incluyen lo “¿Qué si…?” de la vida.

Para nosotros, sólo una frase – cuatro palabras del doctor: “Tu hijo es autístico” – cambió nuestra vida. El autismo invadió nuestra vida para siempre.

Si te encuentras en una situación semejante, está bien caerte cuando la vida no te salga bien. Nos caímos, pero tienes que levantarte. Quítate el polvo y con la ayuda de Dios, enfrenta la situación.

La conciencia del autismo es más común hoy en día debido de mayor parte al número de niños afectados. A unas familias famosas también les invadió el autismo.

Lo más importante que puedes hacer como mamá o papá de un niño autístico es educarte. Hay muchos recursos disponibles para educarte sobre este trastorno.

Buscar ayuda para tu hijo lo más pronto posible es muy importante. Estuvimos afortunados descubrir este trastorno desde temprano, y por resultado, nuestro hijo recibió tratamiento y servicios especializados antes de su segundo cumpleaños. Esto fue crítico para el desarrollo exitoso durante su niñez.

Creo que el obstáculo más grande que los padres tienen con el autismo es superar el shock inicial. Como padres, tomamos personal el diagnóstico. Es una reacción natural. Pero quedarse en un regodeo de autocompasión puede retrasar la intervención temprana crítica que se necesita para poner a nuestros hijos especiales en el camino hacia un futuro más productivo.

Si lo crees o no, el autismo no es el fin del mundo. El Señor ha sido tan fiel. Hemos aprendido tanto del amor, misericordia, y paciencia de Dios por medio de la vida de este joven Jacob. No le cambiaría por otro hijo en este mundo.

Estamos afortunados que hoy en día hay tantos recursos, grupos de apoyo, y programas que pueden ayudar a los padres que tienen dificultades con “qué hacer con este niño autístico”. Tuvimos que aprender mucho, y rápido. Si no fuera por nuestra fe en Dios y toda la ayuda que encontramos, no lo hubiéramos superado. Durante los momentos más difíciles, Dios nos dio a mí y a mi esposa la fortaleza e unidad sobrenatural.

Y hoy tenemos esperanza para un futuro brillante para nuestro hijo. Amamos el regalo de nuestro hijo.

APRENDE LOS SEÑALES DEL AUTISMO

Las siguientes señales de alarma pueden indicar que tu hijo corre riesgo del autismo. Si tu hijo demuestra cualquier de estas señales, consulta inmediatamente con tu pediatra o médico familiar para un examen:

  • A los 6 meses o a partir de entonces no tiene grandes sonrisas u otras expresiones cálidas y de alegría
  • A los 9 meses no reacciona ni comparte repetidamente sonidos, sonrisas y otras expresiones faciales
  • A los 12 meses no balbucea
  • A los 12 meses no hace gestos tales como señalar, mostrar, alargar la mano o saludar
  • A los 16 meses no dice palabras
  • A los 24 meses no formula frases de dos palabras con significado (sin imitar o repetir)
  • A cualquier edad se presenta pérdida del habla, balbuceo o de habilidades sociales

Sabías que…

  • ​1 de cada 88 niños y niñas y 1 de 54 niños varones es diagnosticado con autismo
  • Los casos del autismo están aumentando
  • Este año se diagnosticarán más casos de niños y niñas con autismo que casos con SIDA, diabetes y cáncer pediátricos combinados
  • Los niños tienen cuatro veces más probabilidad de tener autismo que las niñas
  • No hay detección médica o cura para el autismo

Estos hechos y más información se encuentran en www.autismspeaks.org

Bailando con Max

Conoce un joven excepcional.

Max no se comunica como nosotros. Pero se comunica mejor que nosotros de las cosas más importantes. Max no piensa como nosotros. Pero sus acciones reflejan verdades espirituales profundas.

Con sinceridad y humor, Emily Colson comparte su batalla personal y pena cuando, como una madre soltera, descubre que su único hijo tiene autismo. Su libro te hará reír, llorar, y te inspirará enfrentar tus propios retos.

Disponible en línea en www.emilycolson.com o amazon.com

Leave a reply

TESTIMONIALS

Christy Sobolick, East Central Ministries

Everyone really enjoyed the last issue.

Bruce Marchiano, Actor, Author and Producer

“What you’re doing through Reach UP is very exciting and special. Well done!”

Joanna Lopez-Walker, Tampa Housing Authority

“Reach UP brings a smile to the people getting it.”

Linda “Peaches” Tavani, WowJam/originally of “Peaches & Herb

“Great to be Reunited. Love your mission. Blessings!”

Charreah Jackson, Essence Magazine

“Powerful!”

MAGAZINE

  • Thank You Notes That Speak Love

    Though I first wrote this about five years ago, the message is rings in my heart…. In between working on Reach UP and writing this editorial, I’ve been packing to …Read More »

CONNECT WITH US